Cuerpo

DIY receta acelerador del bronceado

¡Hola, hola!

No sé donde vosotrxs vivís, pero por aquí (por Europa) está llegando el veranito, que es sinónimo de calor, playa, piscina y buen tiempo. A quien nos gusta intentar coger un poco de color, siempre andamos preocupadxs de que el bronceado nos dure.

Pues bien, hoy os traigo esta receta de la serie de recetas sobre el sol. Aquí os hablo sobre la cura interna de urucum, aquí os hablo sobre el aceite corporal para potenciar el bronceado (el #aceitebrillibrilli) y aquí os hablo sobre protección capilar.

Esta es una receta básica de leche corporal. Le quería añadir ese extra de propiedades para calmar la piel tras la exposición al sol y añadirle un ingrediente especial que sirve para potenciar el bronceado. Pero, ¡ojo!, no es un autobronceador.

___________________________________________________________

Lee también:

____________________________________________________________

Si todavía no sabes formular emulsiones (que es como se hacen las cremas) te recomiendo que leas esta publicación.

>Los ingredientes

El hidrolato de caléndula. He escogido éste porque es ideal para utilizar tras la exposición ya que calma y repara la piel, la suaviza y es bueno para las irritaciones. Además es el que tenía en casa. Se podría sustituir por hidrolato de lavanda o camomila (manzanilla). Y, si no tienes hidrolato, puedes utilizar simplemente agua destilada. Aquí también podrías añadir aloe vera, yo no lo añadí porque mi madre es alérgica y quiero compartirla con ella,  mi aloe vera favorito es éste.

El bisabobol. Este es un principio de esos que compré para una receta y no volví a utilizar (es lo que pasa cuando empiezas en este mundillo y no entiendes bien de ingredientes y de usos, que compras de todo para imitar recetas al pie de la letra. Por eso os hice esta publicación de aquí, para que aprendáis a formular solxs y no caigais en la misma trampa en la que caí yo). Ya que lo tenía en casa, decidí incorporarlo a esta receta porque es un activo reparador muy potente. Se utiliza de un 0,05% a un 0,5% del total de tu receta (por cierto, en el enlace que os he puesto antes explico dónde podemos mirar estas cosa). Lo puedes omitir perfectamente, simplemente sustituye el porcentaje por aceite.

Aceites. En este caso he escogido aceite de coco, manteca de karité y manteca de cacao sin refinar orgánicos por las propiedades humectantes y nutritivas que aportan a la piel. También le eché oleato de camomila en aceite de girasol porque ayuda a calmar la piel. Aquí puedes usar el aceite que tengas o quieras. El aceite de coco lo puedes comprar aquí, la manteca de karité aquí y la manteca de cacao aquí.

Un emulsionante. En este caso utilicé la cera emulsionante número 2 porque la tenía en casa y no le estaba dando tanto uso. Utiliza el emulsionante que tengas en casa. Una vez más, aquí te explico cómo saber cómo dosificar y demás. Si no tienes y quieres comprar la cera número 2, la puedes comprar aquí.

Un conservante. Como siempre, yo utilizo el cosgard. Puedes comprarlo aquí.

Un principio activo. Voy a utilizar un principio activo que se llama Oligo’ Bronz, que es el que se ocupa de acelerar el bronceado. Sin este principio esta leche será una leche reparadora y calmante, pero no acelerará el bronceado. Según aroma-zone este activo estimula la síntesis de la melanina incluso si no estamos expuestos al sol, activa la tirosinasa que es la enzima clave en la síntesis de la melanina, protege el adn celular de la degradación por UV, lucha contra las quemaduras solares y tiene un efecto protector de la epidermis. Se trata de polisacáridos extraídos de algas pardas (Laminaria digitata) despolimerizadas por enzimas marinas y luego acopladas con oligoelementos (manganeso y magnesio). El INCI es: Glycerin, Water, Hydrolyzed algin, Magnesium sulfate, Manganese sulfate.

Este activo también lo echo en mi maquillaje casero a veces. Puedes comprarlo aquí.

Como te puedes imaginar, éste es el principio que potencia el bronceado, pero, si no tienes acceso a él puedes buscar en tu tienda de insumos (os recuerdo que aquí podéis ver una lista de tiendas por país). De todas maneras, si no usas este principio activo, tampoco pasa nada, la crema sin él será una excelente crema en épocas de exposición al sol.

Fragancia o aceites esenciales (opcional). Me apetecía oler aunque fuera un ratito a verano. Digo un ratito porque a los 5 minutos de echarme la crema me toca embadurnarme de producto anti-mosquitos jeje.

>¿Cómo se hace?

1. Primero y antes que nada, limpias y desinfectas (desinfectamos con alcohol a 70 grados que ha de evaporarse) todos los utensilios y las superficies en las que vayas a trabajar.

2. Luego, pesas los ingredientes, cuando veis que aparecen distintas fases es porque algunos principios activos son solubles en aceite y otros en agua (esto lo verás en las fichas técnicas, una vez más). Preparas por un lado los aceites junto con el emulsionante en el mismo recipiente (apto para baño maría).

3. Por el otro lado añades la fase líquida (yo le suelo sacar un pelín para disolver en ella los principios activos solubles en agua y la añado cuando esté mezclando la emulsión en frío).

4. Los ponemos al baño maría. Controlamos la temperatura, han de estar ambos a la misma temperatura, más o menos a 70 grados (depende del punto de fusión del emulsionante).

5. Cuando estén a unos 70 grados apagamos el fuego, añadimos la fase acuosa en la fase de aceites y mezclamos vigorosamente durante unos 3 minutos.

6. Lo colocáis en un baño maría de agua fría y lo mezcláis durante 3 minutos más.

7. Ya tienes tu crema. Ahora es el momento de añadir los principios, la frangancia y el conservante removiendo bien entre cada cosa que añadáis.

>La receta

  • A- 15% Aceites/mantecas (explicado arriba)
  • A- 6% emulsionante (cera n.2 en mi caso)
  • A- 0,5% de bisabobol (opcional, si lo omites añade ese porcentaje a la fase oleosa)
  • B- 71,9% de fase acuosa (hidrolato en mi caso)
  • B- 5% de Oligo Bronz (opcional, si lo omites añade este porcentaje a la fase acuosa)
  • C- 0,6 Conservante (cosgard en mi caso)
  • C- 1% de fragancia natural

Creo que has entendido ya la importancia de formular con porcentajes. Si se te hace difícil, yo hago siempre el mismo cálculo: si quieres 20gr de producto multiplicas el porcentaje del producto por los gramos y lo divides entre 100. Ahí te saldrá a qué equivale. Por ejemplo: 10% de 20gr sería: 10×20= 200, 200/100= 2.

¿Qué os parece? ¿lo vais a probar? Si ya lo habéis probado, ¿os gusta? Os recuerdo que en mi Instagram o mi Facebook suelo publicar más cositas. También os recuerdo que podéis suscribiros a la página (al final de la publicación) para recibir una notificación a vuestro e-mail cuando hago una nueva publicación.

¡Un abrazo!

Alba

¿Te ha gustado? Compártelo y sígueme, así me ayudarás a crear y compartir más información.

2 Comentarios

  • Yara

    Ha sido la primera crema que me he atrevido a hacer! Y el resultado me ha encantado!
    Le puesto aceite de zanahoria y mica dorada para dar un poco de color.
    Y aceite esencial de incienso y de ylang ylang.
    Muchas gracias guapa

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *