Cabello

Nutrición e hidratación del cabello

¿Qué es nutrición? ¿qué es hidratación? Son dos conceptos diferentes y, al parecer, tu cabello necesita ambos. En ambos casos, los signos de que el cabello está desnutrido o deshidratado es esa sensación de que está como seco. Cuando falta de nutrición tienen esa tendencia a romperse porque están frágiles. Cuando falta hidratación está como áspero, apagado, etc. Al hidratarlo el cabello se vuelve más definido, brillante. Al nutrirlo el cabello se vuelve más fuerte.

Yo no he tenido nunca el cabello en muy mala condición pero, ahora que me he pasado a lo natural, lo noto muchísimo mejor.

¿Cómo lo hacemos?

La hidratación se suele hacer 1 vez por semana, la nutrición 1 o 2 veces al mes. Cuando suelo hidratar suelo añadir los polvos ayurvedas de los que hablaré dentro de poco o la henna para teñirme de la que ya os hablé aquí.

Aquí os doy ideas de ingredientes para hidratar y nutrir:

__________________________________________________

Para hidratar

Miel, sirope de agave

Aloe

Yogur animal o vegeteal

Compotas de frutas

Hidrolatos

Leche de coco

Glicerina

Polvo de malvavisco ❤

Aceite de coco

Aceite esencial de Ylang Ylang

Avena

Fenogreco

Lo aplicamos de media hora a dos horas con el pelo lavado y húmedo. Tras enjuagarlo no debemos lavar de nuevo.

__________________________________________________

Para nutrir

Aguacate

Plátano

Yema de huevo

Aceites vegetales

Mantecas

Yo lo aplico antes de lavarle el pelo, con el cabello seco y me envuelvo el cabello con papel film. Lo dejo posar una hora o dos según me apetezca y me lavo el pelo. He oído hablar de gente que incluso duerme con ello.

__________________________________________________

Cada vez hago una diferente, pero de lo que más costumbre tengo es de hacerme baños de aceite. Suelo hacer una mezcla de varios aceites junto con el sérum de Aroma-Zone para fomentar el crecimiento del cabello, que contiene aceite de ricino (fortifica el cabello), aceite de mostaza (favorece el crecimiento y frena la caída), aceite de fenogreco (fortifica el cabello y favorece el crecimiento) y aceite esencial de pomelo (estimula el cuero cabelludo y frena la caída). A mí me gustó tanto que ahora compro los aceites por separado y me lo preparo yo por mi cuenta.

¡Atención! Cuando hablamos de baños de aceite, no se trata de bañar el cabello en aceite literalmente. Basta con poner poca cantidad y extenderlo con los dedos. En este video Elena HG nos enseña cómo hacerlo.

¿Vosotros hidratáis o nutrís el cabello? Yo, desde que hago esta rutina tengo el pelo muchísimo más sano. ¡Me encanta!

En próximas publicaciones os quiero hablar de los polvos ayurvedas y de los tipos de aceites y cualidades.

Aprovecho para deciros que en mi Instagram o mi Facebook suelo publicar más cositas.

¡Gracias por leerme!

¿Te ha gustado? Compártelo y sígueme, así me ayudarás a crear y compartir más información.

6 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *