Maquillaje

Crea tu propia base de maquillaje (DIY receta)

Sé que ya os he compartido una base de maquillaje cubriente aquí y un maquillaje en polvo aquí. Pero, llegan las épocas de calor y la piel necesita maquillajes que sean un poco más ligeros.

Aquí tengo una receta para desmaquillante también.

Lo interesante de crear tu propia base de maquillaje es que tendrás más facilidad para dar en el clavo con tu color y que puedes añadirle los ingredientes que te van a ir bien para tu tipo de piel. Vamos, que lo personalizas al 100%.

___________________________________________________

Lee también:

___________________________________________________

¿Qué tenemos que saber hacer antes de empezar? Una emulsión, una crema básica. Si ya sabes hacerlo, puedes saltarte este paso. Si sabes hacerlo pero te apetece profundizar un poco más, te recomiendo que le eches un vistazo.

NOTA: Como en muchas publicaciones me preguntáis dónde comprar los insumos, os recuerdo que en esta publicación hice un índice de tiendas.

>La emulsión

Una emulsión es una mezcla homogénea de dos líquidos inmiscibles. Para que estos dos puedan mezclarse, requieren un tercer ingrediente: el emulsionante. Vamos, lo que tenemos que hacer para obtener una crema hidratante.

Una emulsión se compone de una fase acuosa, una fase de aceites y un emulsionante. También puedes añadirle activos y aceites esenciales/fragancia (opcionales) y, por supuesto, un conservante porque tenemos fase acuosa.

Dependiendo del porcentaje de emulsionante conseguirás una textura u otra y dependiendo del porcentaje de agua/aceite conseguirás un tacto u otro.

Normalmente, cuando compras un emulsionante te viene o bien en la web o bien en el producto una ficha técnica que te dice en qué porcentaje puedes usarlo. Por ejemplo, si vamos a la ficha de compra online del Olivem 1000 de Aroma-zone (os recuerdo que casi siempre compro aquí porque vivo en Francia), podemos ver que el Olivem 1000 se utiliza entre un 5/10% del peso de la preparación, que se introduce en fase de aceite, que la temperatura a la que se funde (punto de fusión) es entre 65 y 75 grados y que es soluble en aceites.

Captura de pantalla de la web de aroma-zone

Aquí ya te están diciendo mucha información. Sabes que de tu fórmula el emulsionante será entre 5/10%. Si miras más en las hojas de información de los productos también te aparecerá el porcentaje de fase oleosa máximo y fase acuosa máximo recomendado. Pero, si no te aparece, puedes guiarte más o menos por estas medidas: 70% máximo de líquido y 20% máximo de aceite.

Si, por lo que sea, la tienda en la que compras no tiene estas fichas informativas, pregúntales, si vas a comprar un producto lo normal es que venga con instrucciones. A las malas, puedes guiarte de las fichas informativas de otros comercios online, pero bueno, corres el riesgo de que el producto cambie de un vendedor a otro y no se comporte de la misma manera.

Captura de pantalla de la web de aroma-zone

Yo tengo suerte, la página de la tienda donde yo compro es una inmensa fuente de información y me aparecen incluso ejemplos en imágenes de qué textura obtendré mezclando cada ingrediente. De verdad, he aprendido a formular gracias a esta página. Si no entiendes francés el navegador de google ofrece la opción de traducir.

Llegados a este punto, creo que has entendido ya la importancia de formular con porcentajes. Si se te hace difícil, yo hago siempre el mismo cálculo (única lección que retuve de mis clases de matemáticas de la infancia, ¡qué le vamos a hacer! soy de letras): si quieres 20gr de producto multiplicas el porcentaje del producto por los gramos y lo divides entre 100. Ahí te saldrá a qué equivale. Por ejemplo: 10% de 20gr sería: 10×20= 200, 200/100= 2.

>Los ingredientes

Para esta parte también me han ayudado muchísimo las webs de las tiendas. Sabemos que tenemos que tener una fase acuosa, un aceite, un emulsionante y un conservante. Además, puedes añadirle algún principio que te ayude con tus problemáticas.

-El líquido: puede ser agua destilada, hidrolato, leche de avena, aloe vera, infusiones… ¡la cantidad de opciones es infinita! Para saber qué te viene mejor lo único que puedes hacer es leer mucho y ensayo-error. Yo, por ejemplo, he hecho cremas con leche de avena por su capacidad humectante (la puedes ver aquí en mi crema corporal), he hecho con agua destilada, he hecho con hidrolatos (rosas para pieles más maduras, helicriso para rojeces, hamamelis pieles grasas, etc)

-La fase oleosa: aquí puedes combinar varios, añadir una manteca (ten en cuenta que espesará más la fórmula), dejar solo uno, etc. Aquí os hablo un poco de aceites para pieles acneicas, aquí sobre aceites para distintas problemáticas y aquí sobre aceites para distintos tipos de piel. En esta parte las posibilidades también son infinitas. Si tienes piel acnéica, sensible no tengas miedo de usar los aceites, simplemente tienes que escoger el aceite adecuado.

-El emulsionante: aquí también tienes una gran variedad, si ya tienes uno en casa, usa ese. Pero, si no tienes, lee las fichas técnicas de los vendedores a ver qué dicen sobre cada tipo de emulsionante. Una vez más (sé que soy pesada, pero es que son excelentes sus fichas técnicas) yo me guié de la ficha de aroma-zone para escoger el mío (tienen un comparativo en la parte inferior).

-El conservante: aquí también tienes varias posibilidades y, más de lo mismo: mira en la ficha técnica, te dirá qué porcentaje te recomienda.

-Principios activos (opcionales): aquí también tienes un sinfín. Os pongo una lista de ejemplos no exhaustiva → Principios hidratantes: ceramidas, ácido hialurónico, inulina, provitamina, escualano, urea, etc. Principios antiacné: ácido salicílico, própolis, bisabobol. Principios anti-edad:coencima Q10, ácido hialurónico. Principios revitalizantes: vitamina C, tintura de pepino. Pieles sensibles: escualano, provitamina B5, alantoína, bisabobol. Aquí también las posibilidades son infinitas.

Algunos de los principios son solubles en agua, otros en aceite. Dependiendo del tipo de principio tendrás que disolverlo en un lado o en otro. Para conservar las propiedades yo quito un poco del aceite o del agua (no lo caliento) para mezclar ahí los principios y luego los añado a la emulsión cuando ya mezcle los ingredientes.

-Los polvos que dan color: Ahora añadimos los polvos, puedes usar la mezcla que hayas podido preparar aquí o directamente sólo los polvos de color. Os recuerdo qué polvos necesitas para obener las tonalidades (aparece en el post que os he indicado anteriormente). Si quieres saber de mezclas para conseguirlos, mira también en ese post para poder guiarte.

Óxido de zinc: base blanca, para mí es un básico. Lo utilizo porque soy muy blanca de piel y casi que es lo que me aporta todo el color a mis bases de maquillaje. También tiene la capacidad de actuar como bloqueador solar de barrera física, pero nunca podríamos saber en qué porcentaje lo estamos usando, así que mejor usar siempre una crema de sol debajo del maquillaje.

Dióxido de titanio: es un poco como el anterior, pero cubre más y es el colorante principal para que los jabones sean blancos. Problema: aseguraros siempre que es NO NANO (o sin nanopartículas). No voy a entrar en detalle, pero este ingrediente es considerado como cancerígeno en forma de nanopartículas y bastante contaminante para medios acuáticos en forma de no nano. Yo, por seguridad, utilizo el anterior.

Óxidos amarillo, rojo, azul y negro: estos son los que te van a ayudar a dar con tu color ideal. Y aquí, mi amigx, vas a tener que probar mucho. Atención, el óxido negro es sólo para pieles más oscuras/negras.

Alguna mica perlada (opcional): las micas perladas quedan bonitas porque dan efecto de buena cara, efecto “glowy” como tanto se dice ahora. Esto ya es al gusto del consumidor.

Os he traducido esta imagen sobre teoría del color que me parece muy fácil de entender:

Imagen encontrada en Internet y traducida por mí

>¿Cómo se hace?

1. Primero y antes que nada, limpias y desinfectas (desinfectamos con alcohol a 70 grados que ha de evaporarse) todos los utensilios y las superficies en las que vayas a trabajar.

2. Luego, pesas los ingredientes, cuando veis que aparecen distintas fases es porque algunos principios activos son solubles en aceite y otros en agua (esto lo verás en las fichas técnicas, una vez más).Preparas por un lado los aceites junto con el emulsionante en el mismo recipiente (apto para baño maría, yo uso un vasito de cristal de yogur).

3. Por el otro lado añades la fase líquida (yo le suelo sacar un pelín para disolver en ella los principios activos solubles en agua y la añado cuando esté mezclando la emulsión en frío).

4. Los ponemos al baño maría. Controlamos la temperatura, han de estar ambos a la misma temperatura, más o menos a 70 grados (depende del punto de fusión del emulsionante).

5. Cuando estén a unos 70 grados apagamos el fuego, añadimos la fase acuosa en la fase de aceites y mezclamos vigorosamente durante unos 3 minutos.

6. Lo colocáis en un baño maría de agua fría y lo mezcláis durante 3 minutos más.

7. Ya tienes tu crema. Ahora es el momento de añadir los principios, el conservante y, por último, los óxidos de color. Removiendo bien entre cada cosa que añadáis.

8. Mide el ph de la misma. Ha de quedar entre un 4,5 y un 5,5. Yo mido con tiras medidoras. Por lo general suele quedar alto, si es así, lo puedes bajar con ácido cítrico o con ácido láctico. Echa una gota, mezcla y vuelve a medir. Repite hasta conseguir el ph adecuado.

Para los óxidos de color os recomiendo trabajar muuucho (antes de lanzarte con la emulsión) en un mortero (o en un molinillo) la base que estés preparando, porque puede pasar que no la hayas trabajado lo suficiente y te salgan manchurrones de rojo, de amarillo así de repente por no haberlo mezclado todo lo suficientemente bien.

Cuanto más óxido añadas, más cubriente será la base. A mí me gustan bastante cubrientes porque tengo la piel muy fina y roja. Pero, es cuestión de gusto personal. Eso sí: id añadiendo poco a poco, porque algunas preparaciones pueden desequilibrarse si añadimos demasiado. La crema te lo dirá si ya no admite más.

> Mi fórmula

Os podría haber dado mi fórmula y ya. Pero, me he dado cuenta de que es MUY personalizada. Las fórmulas que comparte la gente también lo son, ahí está la gracia de hacer su propia cosmética. Me he mareado durante tanto tiempo para haceros este post para que seáis capaces de formular vosotrxs mismxs. Con esta explicación podéis aprender a hacer cremas corporales, faciales, capilares, etc.

Esta base es de textura ligera pero muy hidratante y penetrante a la vez que muy cubriente. A priori es como una BB/CC cream, pero al ser tan cubriente, me parece que corresponde más a una base de maquillaje.

Le puedes echar fragancias o aceites esenciales, pero yo no lo he visto necesario. Si le echas recuerda que al final tu fórmula ha de sumar un 100%. Es decir, si añades algo, quita de otra parte para completar el 100%.

Entre paréntesis os pongo cuál usé yo, personaliza como desees.

Pues bien, mi fórmula:

A- 20% Aceite (Perilla)

A- 5% de emulsionante (Olive Douceur)

A- 2% de principio activo soluble en aceite (Co2 de granada)

B- 68,2% de líquido (hidrolato de rosas)

B- 1% de principio activo soluble en agua (inulina)

B- 2% de principio activo soluble en agua (ceramidas vegetales)

C- 0,8% Conservante (cosgard)

C- 1% Antioxidante (Vit E)

Los óxidos los añado justo al final, aquí añadí bastantes. Debo haber añadido un 30% del peso total de la fórmula. Para 20gr de crema que hice empecé con 5 gr de óxido de zinc y ahí fui añadiendo el resto de óxidos. Así que calculo que al final habré añadido sobre un 30% y ha quedado muy cubriente. Siempre hago pequeñas cantidades de producto por si luego no me va, así también me ayuda a practicar. Pero, esta fórmula me encanta.

La misma fórmula pero simplificada:

A- 20% de aceite

A- 5% de emulsionante

B- 3% de activos (lo puedes omitir y añadírselo al emulsionante, pero la textura será más espesa)

B-70% de líquido

C- 1% antioxidante

C- 1% conservante

Bueno, pues esto es todo. Sé que no acostumbro a hacer publicaciones largas, a mí me aburre leer publicaciones largas por mi poca capacidad de concentración y no quiero aburrir a la gente. Pero, creo que hacía falta explicar todo esto para poder aprender a formular. No he entrado muy en profundidad en cada cosa y aún así ha quedado larga.

¡Espero que os sirva de ayuda!

Aprovecho para recordaros que en mi Instagram o en mi Facebook suelo compartir más cosas. También puedes suscribirte al final de esta página a mi blog para recibir un e-mail cada vez que publique algo nuevo.

¡Un abrazo!

Alba

¿Te ha gustado? Compártelo y sígueme, así me ayudarás a crear y compartir más información.

13 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *